Knowmads. Los nuevos trabajadores del conocimiento 3.0

man-791049_640
Fuente: Pixabay

Indudablemente las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s) aplicadas al mundo laboral están permitiendo una verdadera revolución digital en la prestación y desarrollo del trabajo tal y como lo concebíamos, haciendo temblar los cimientos mismos del clásico concepto del trabajador manufacturero. ¿Estamos preparados para el cambio?

Las innovaciones más relevantes en este ámbito no sólo están trastocando la concreta forma de desarrollar la prestación laboral hasta ahora conocida, sino también están reconfigurando las habilidades y aptitudes necesarias para afrontar con éxito el cambio de paradigma al que estamos asistiendo.

Estoy especialmente interesado en este imparable avance tecnológico y sus aplicaciones prácticas en el ámbito laboral, pero sobre todo, en cómo afectará al concepto del trabajador del futuro. Iré dando entrada a Post que reflejen este cambio de paradigma y la revolución que se está produciendo en la práctica laboral.

En este post hablaré de los “Knowmads” y de cómo los beneficios de la sociedad 3.0 está transformando los valores y la cultura del trabajador ante el reto de la revolución digital, convirtiéndose en un auténtico nómadas del conocimiento.

El trabajador del siglo XXI es un profesional del conocimiento y de las nuevas tecnologías, con una mentalidad eminentemente colaborativa, a través de las redes sociales, creativa y en constante innovación. Los profesores Cristóbal Cobo y John Moravec, en su interesante obra Aprendizaje Invisible, los denominan Knowmads o trabajadores nómadas del conocimiento y de la innovación, capaces “de trabajar con prácticamente cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento“.

Hemos pasado de una sociedad 1.0 donde los trabajadores necesitaban una concreta ubicación física para desempeñar su laboral, a una sociedad 2.0, donde toda la información y el conocimiento se encontraba en la red (World Wide Web) y gran parte del trabajo se desarrollaba mediante medios telemáticos. Ahora estamos asistiendo a una sociedad 3.0, en la que la modalidad de trabajo será desarrollada exclusivamente online, y estará basada en  plataformas digitales de gestión de trabajo basadas en las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC´s), así como en herramientas colaborativas que permitan la prestación laboral en remoto entre cientos o miles de usuarios-knowmads (ej.: redes profesionales y puntos de negocio online, almacenaje de información y trabajo colaborativo en la nube, etc.).

Entre las habilidades que figura en todo “pasaporte” de un Knowmad, como apuntan Cobo y Moravec, figuran la creatividad, innovación, colaboración y motivación; utilización de la información abierta y libre, así como generación de conocimientos en diferentes contextos; capacidad de producir ideas y de crear sentido socialmente construido; creación de redes, siempre conectando a personas, ideas, organizaciones, etc.

Según Raquel Roca, otra autora destacable en esta nueva tendencia, con su libro Knowmads. Los trabajadores del futuro, se estima que “para el año 2020, proyectamos que el 45% de nosotros será nómada del conocimiento, convirtiendo este perfil profesional en el mayor segmento de la fuerza laboral“.

Como muestra de este cambio de paradigma, cada vez más empresas, empiezan a implementar la Nube como parte de su sistema de producción y trabajo, dividiéndose los trabajos en microproyectos o tareas que luego se distribuyen por una nube virtual de trabajadores conectados por todo el mundo. Según un informe de Staffing Industry Analysts, en el 2014, las empresas gastaron entre 2.460 y 3.250 millones de euros en remuneraciones a trabajadores y plataformas que actúan en la nube humana.

Las nuevas herramientas tecnológicas con las que cuentan los Trabajadores 3.0 son, entre otras, aplicaciones de almacenaje online que permiten el acceso a la información almacenada previamente desde cualquier lugar con acceso a Internet, como Dropbox o SkyDrive; Plataformas de trabajo 3.0, a través puntos de encuentro entre usuarios y profesionales, facilitando la colaboración mutua y proporcionando sistemas de valoración y reputación profesional online; o aplicaciones de comunicación instantánea, que permiten conexión on line y mensajería instantánea a cualquier hora del día y en cualquier lugar, como Skype, WhatsApp o Facetime.

Esto sólo es el comienzo de una realidad que ya convive con nosotros, simplemente es cuestión de tiempo y de contestarnos si estamos en esta nueva sintonía o nos quedaremos obsoletos al margen de la nueva sociedad 3.0.

R.R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *