Nuevo ebook “La prueba electrónica. Validez y Eficacia Procesal”

Ebook "La Prueba Electrónica"

Sin duda, con la irrupción y el avance de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en la última década y la transformación digital en todos los ámbitos de nuestra vida, estamos siendo testigos de un auténtico cambio de paradigma y del nacimiento de una nueva era, a la que algunos autores ya denominan como la “Era Digital”. En esta nueva sociedad digital, la democratización de las nuevas tecnologías, la globalización de la información y comunicación, la colaboración mutua entre iguales o la utilización social del conocimiento compartido en tiempo real, son algunos de sus máximos exponentes.

En el ámbito jurídico, por supuesto, no se ha producido una excepción, y la transformación digital ha afectado no sólo a la propia relación de los administrados con las instituciones judiciales (Digitalización de la Justicia), sino también a los nuevos procedimientos que disponen las partes para acreditar determinados hechos en un concreto proceso judicial, en especial cuando esta acreditación proviene de una información digital alojada en un ordenador, un dispositivo móvil o una determinada aplicación informática. Y es en este contexto en el que Juristas Con Futuro, todo un referente en innovación jurídica y análisis del sector jurídico en nuestro país, me propuso la colaboración en un nuevo “Desafío Legal”.

La propuesta consistía en colaborar con un artículo de opinión sobre un tema jurídico de tanta actualidad e interés como es “La validez y eficacia probatoria de las evidencias digitales”, con la finalidad de generar y enriquecer un debate jurídico sobre esta cuestión y publicar un libro digital recopilatorio de las distintas aportaciones escritas en blogs por diversos expertos en esta materia, todos ellos excepcionales profesionales con un altísimo conocimiento del mundo digital.

Tengo que decir que lo atractivo del proyecto no era en sí mismo el contenido del artículo, que ya por sí es lo suficientemente interesante para animarme a escribir, teniendo en cuenta mi actual posición de asesor en derecho laboral, compliance y nuevas tecnologías en Écija. Sin embargo, lo que más me cautivó fue la posibilidad de participar en un desafío, nunca mejor dicho, orientado a posibilitar, creo que por primera vez, una suerte de economía colaborativa en el ámbito del conocimiento jurídico, en la que todos, (notarios, jueces, abogados, peritos informáticos, etc.), desde sus distintas ramas de especialización, aportasen su visión particular con el objetivo de crear una obra colectiva digital, y todo ello extraordinariamente coordinado por los responsables de Juristas con Futuro.

En lo que respecta a mi pequeña aportación titulada “La prueba digital en el ámbito laboral, ¿son válidos los pantallazos?”, elegí centrar el estudio sobre la validez probatoria de los pantallazos, algo cotidiano en el día a día, y que consisten en las capturas que podamos realizar directamente de la pantalla de nuestro ordenador o de nuestros dispositivos móviles, haciendo especial hincapié en los ya archiconocidos mensajes de “WhatsApp”, y sí estos pantallazos pueden servir para acreditar determinados hechos en el ámbito de la jurisdicción social.

Me pareció oportuno este tema, entre otras cuestiones, por la actual ausencia de un criterio judicial unánime a la hora de enjuiciar, no sólo la validez de este tipo de pruebas, utilizadas diariamente en nuestras salas de justicia, sino incluso de tomarlas en consideración como documentos propiamente dichos, como ocurre en el caso analizado por una de las sentencias que cito en el artículo.

Por ello, y con la humilde intención de arrojar algo de luz sobre esta problemática, en este trabajo analizo algunos de los pronunciamientos judiciales más recientes sobre la eficacia probatoria de los pantallazos y cuáles han sido y son los criterios que actualmente se entienden aceptados por los Jueces y Tribunales para la aportación y validez de estas pruebas.

Por supuesto, os dejo aquí el enlace para que podáis descargarlo de forma totalmente gratuita.

Slds.

Raúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *